La Matanza de San Anton

Junto al embalse hay una ermita y junto a la ermita dos jóvenes follan hasta que los jadeos se convierten en rezos. De camino a casa, Juan le pide a Nuria que huya con él antes del amanecer, la noche guardará sus nombres y detrás no quedará nada. Ella se asusta, si alguien se entera están muertos. Nuría le besa antes de decirle que si. Al llegar a casa se lo cuenta a su padre y la noche ya no será noche, sino matanza.

A orillas del Torce se levanta un pueblo que le ha robado el nombre al arroyo, el alma a sus habitantes, la sangre a los cerdos y la vida a los extranjeros. Al día siguiente un extraño llega a Torce, un pueblo construido sobre el silencio de un gran secreto.

LA MATANZA DE SAN ANTÓN (guión)